lunes, agosto 14, 2006

Comunistas

En la distancia de la actualidad que provocan las vacaciones, parece que lo que más le importa al Mundo es si muere o no Fidel Castro. Eso primero. Lo segundo, circunscribiéndonos exclusivamente a la piel de toro, es hacer proclamas a los cuatro vientos con las manos en la cabeza sobre la complicidad de la izquierda con él.

Es cierto que las vacaciones sólo me permiten ver el Mundo desde El País (ya que accedo poco a Internet), pero creo que con los artículos de opinión de los Elorza, Vargas Llosa y compañía, me puedo hacer una idea de lo que se opina en el mundillo liberal intelectualoide. El resto, basta con leer alguno de los blogs de la LiberaliaInternauta.

Pareciera que si Castro muere, por fin se resolverá el drama del hambre en el Mundo, la guerra no declarada de Israel al Libano, el drama de Iraq, la ilegalidad de Guántanamo, los incendios de Galicia y el terrorismo.

Un titular de ABC visionado de reojo en la playa decía algo así como que EE.UU. descartaba invadir la isla tras la muerte de Castro. Gracias EE.UU. por no invadir Cuba. Todo un detalle, majetes.

Pero esta vez no voy a tratar de justificar mis opiniones políticas. No me apetece. Estoy harto de que los que manejan la Agenda me fuercen a defederme de mis convicciones cuando ellos quieren. Porque no les he oído aún ni una mención a la tragedia humanitaria, política, militar y social de la intervención en Iraq, a pesar de que se empeñaron en evidenciar la acuciante necesidad de ocuparlo. Decían que era la forma de acabar con el terrorismo. Es decir, lo mismo que dijeron cuando se ocupó Afganistán, de la que también dijeron que era intervención clave para terminar con el terrorismo. Después será Irán o Corea o Vietnam, que más da. Todos esos países dan igual, porque lo que de verdad importa es si cae o no Castro.

Pero eso también dará igual dentro de unos años, ya que el famoso argumento de la falta de elecciones democráticas no es óbice para deslegitimar de la misma forma que a Castro a Chaves o a Evo Morales o a Lula o a Zapatero, que sí han ganado las elecciones democráticamente, mal que le pese a Acebes o al Director del ¿periódico? El Mundo (por cierto, Pedro J., persigue esta pista: la furgoneta de Alcalá fue aparcada en batería, un modus operandi típico de ETA).

Al final, el discurso se resume a si ganan o no los míos. ¿Y dicen que la izquierda tiene doble moral en el caso de Cuba?

Quien me conoce sabe que no soy partidario del Régimen Cubano, pero hoy, con tanta basura mediática por enmedio, no pienso ser yo el que le de cuartelillo a la propaganda norteamericana. esperaré, por ejemplo, a que cierren Guantánamo y se juzgue a los responsables de la mayor vulneración de los Derechos Humanos realizada en lo que llamamos "Occidente" desde los nazis.

Pd: por cierto, leí un artículo de Elorza que rebosaba antisomunismo y resentimiento, pero que dejaba un último párrafo sobre la izquierda de mojito y viajecito anual al paraiso cubano, de chapeau. No se podía describir mejor.

Pd2: Madrid mata las neuronas. El contacto con la naturaleza revitaliza.

7 comentarios:

El Perdiu dijo...

el pueblo relaja mucho rome...

Ta dijo...

aupa Romenauer!!!!

No te calientes, sabes lo mejor? Cuba no volverá a ser el prostibulo de Usa nunca más, dará una lección al mundo, otra más.

Yo, le tengo confianza al pueblo cubano, mira tú. Mucho más que a los políticos "democráticos" de última hora que opinan que lo único condenable en el mundo es el régimen de Castro y no toda la barabrie que trae el capitalismo.

El Perdiu dijo...

me muero de la risa....
"Cuba no volverá a ser un prostíbulo" Imagino que te referirás a cuándo muera Castro, porque ya lo es. Y enorme. ¿Sabe el tal "ta" que el sueldo de los trabajadores cubanos en hoteles extranejeros los cobra directamente el gobierno comunista? ¿Le parece divertido? Si en cuba hubiera elecciones, el partido comunista no sacaría más del 5% de los votos?
En fin, que haya que aguntara a apologistas de una dictadura...

Anónimo dijo...

Cuba es ahora el prostibulo de España, Italia y Canadá, los tres paises que tiene comprada -por trozos- la costa cubana. "Cachito" una especie de casera que viene con la etiqueta "Cachito. El refresco nacional" si le das la vuelta pone "Made in Canada". Así que Cuba no se vende a los EEUU, se vende a otros... y no hay mucho más que hablar sobre esta cuestión, creo yo...

Ta dijo...

la pena de todos los anticastristas es que nunca sois capaces de distinguir entre la defensa de un pueblo y la defensa de un dictador.

No comparto con Castro su personalismos, sus violaciones a la libertad y su doble rasero para muchas cosas, pero defiendo una apuesta revolucionaria por una sociedad que asegura a sus habitantes la salud, la educación y, lo siento, el alimento, y si no miren las cifras de toda latinoamerica.

Ante eso, solo deseo que nadie marque las normas de la democracia que ha de venir porque para imponer democracias como en Irak o para despreciar las decesiones del pueblo y acabar invadiendo el Líbano impunemente no hace falta este viaje.

Creo que hay que estar sordo para no entender el mensaje de muchos cubanos (no los de miami claro) que gritan más libertad pero que se queden como están que no les quiten sus ventajas, las que, lo siento, por los que no quereis admitirlo, ha traido el socialismo de la mano de Fidel.

Anónimo dijo...

Es lo mismo que dice mi madre de la dictadura de Franco: que la gente tenía educación, sanidad, salud y alimento... Y por cierto los dos han sido dictadores gallegos. Yo no soy anticastrista, soy antidictaduras. Cada uno debe decidir qué quiere. Si tu quieres dictadura, pues muy bien, te vas a vivir a Cuba o a cualquier otra. Sin embargo, algo me dice que prefieres vivir en España, vete tú a saber por qué... A lo mejor, simplemente para expresarte libremente como haces en este blog.

ta dijo...

simple, anodino, y falso. La gente en españa en la época de franco pasaba mucha hambre y no tenian derecho a nada, ni comparable. Mis padres también vivieron la dictadura y por lo que cuentan ni se le parece a Cuba, te lo aseguro.
Me iría a vivir a Cuba, sin dudarlo, si tuviera algo que hacer allí que justificase abandonar a la gente que quiero, no me da ni un poco de miedo la falta de liberta de la isla, pero me daría pánico que regresase Franco vete tú a saber por que...