martes, diciembre 12, 2006

El lenguaje político

Libertad dice que me lee.

Hoy al menos, en la Presidencia de IU-CM, ha publicitado mi blog desde el estrado. Todo un detalle. Ha sido para demostrar que soy un malo malísimo intelectualoide (debéis saber que en la izquierda verdadera a la clásica desconfianza hacia el que lee, se ha unido últimamente la desconfianza hacia el que además de leer, utiliza Internet). Cosas de que todo aquello que no se maneja y se centraliza puede volverse en tu contra :o)

Hoy, la Presidencia de IU-CM, en un nuevo alarde de demostración de lo centrados que estamos en los problemas de los trabajadores, ha vuelto a dedicarle 6 páginas a un problema interno. Lo de menos es el problema y el escrito, no quiero aburrirles con la enésima crisis de IU. Lo que quería contar es que he dado con la clave de la pérdida de influencia sociopolítica y de votos de IU. Y se lo voy a contar porque me caen bien.

He escuchado y leído de todo para explicar porque IU va en picado, mientras la izquierda homologable europea mantiene niveles de voto muy superiores al nuestro. Que si las crisis internas, que si la cultura de la satisfacción ha hecho estragos en la clase trabajadora, que si el PSOE ahora está más a la izquierda y mañana más al centro, que si las posiciones en Euskadi, que si Anguita, que si Frutos, que si Llamazares...

Supongo que en todo hay parte de verdad, pero lo que yo creo es que en IU hemos dejado de dirigirnos a la gente.

Hemos abandonado la idea de que es necesario transmitir ideas, propuestas, proyectos, consignas... La gente nos entiende poco, porque les proponemos poco y porque cuando lo hacemos no hay quien lo entienda. Como no podemos simplificar al máximo el discurso con la intención de llegar a la gente con el estilo del PP, lo hacemos más complejo, y cuando hablamos de lo interno nos pasamos directamente al lenguaje de secta.

Porque en el primer caso, es necesario repetir el mensaje simple 1000 veces para convertirlo en verdad e IU no puede repetir nada más de 3 porque no tiene espacios para hacerlo. Sin embargo, lo otro es más fácil. El papel lo aguanta todo, hasta el ego de los que escribimos. Es más fácil enrevesar el discurso como se puede apreciar en el primer párrafo del borrador de 200 páginas del programa electoral de IU-CM:

"La formulación de prioridades que un proyecto de izquierda transformadora tiene la
obligación de proponer a la ciudadanía debe ser la expresión más clara del campo de
intereses y de sectores sociales a los que va dirigida su acción política, la puesta en
práctica de un programa de izquierdas debería marcar una influencia decisiva en las
condiciones de vida de dichos sectores, y como tal ha de ser percibido
".

Es decir, que el programa electoral de IU-CM debe tener como objetivo la formulación de propuestas para mejorar la vida de los trabajdores. ¿No?

Pues hay 198 páginas más. Y se supone que es para que esos trabajadores lo lean y voten.

Pero si esto es preocupante, más preocupante es el lenguaje de secta, al estilo de la vida de Brian. La declaración política de la que he hablado al principio es un ejemplo perfecto. Fijénse:

"Sin embargo, ya desde su primera fase, nuestro proceso interno se vio interferido por fenómenos tan distorsionantes como inorgánicos: la alentada presión que desde el exterior de IU-CM se ha ejercido en la voluntad de dictarnos nuestros principales candidatos/as; la vulneración de la las Normas electorales propiciada por una determinada estructura de coordinación y ciertos colectivos internos...".

Tienes que hacer un master para entenderla. O llevar viviendo de esto toda la vida.

Y suele pasar que si no te entienden, a lo mejor no te votan.

Pero el uso de este lenguaje es algo que no pueden remediar ni los que llevan más de 25 años profesionalizados en la vida política, ni los que no han pasado por el veredicto de unas urnas en primera persona, ni los que necesitan de este juego para sobrevivir.

Y así nos va.

10 comentarios:

elperdiu dijo...

No sé de que se queja. En la tradición política del partido mayoritario en su organización, hace unos años le hubieran acusado de "desviacionismo derechista" o "esarismo trostsquista" y ya estaría usted fusilado. Ahora, simplemente agitan un escrito suyo en la asamblea...
Y además, si a eso le añadimos el contacto sistemático y contumaz con elementos liberales indeseables, el resultado es claro. No tiene usted remedio, rome...
;-)

La socialista dijo...

No se preocupe Rome en la casa común de la izquierda siempre habrá sitio para usted :-), de todas maneras deberiamos replantearnos muchas cosas desde la izquierda en general,y el problema no es solamente de IU, desde nuestras posturas de izquierda pretendemos explicar unas consignas y unos retos que, como bien dices, la mayoria de nuestros votantes no entienden, y lamentablemente, ni comparten.

La verdad es que a veces pienso si vivimos en torres de marfil creadas por nosotros mismos, donde años de luchas internas dentro de los aparatos del partido y su burocracia nos impiden ver más allá de nuestras miserables y mezquinas narices. Algo imperdonable para un partido de izquierdas.

Pero vaya en cualquier caso ànimo compañero, como siempre la razón esta de nuestra parte.

elperdiu dijo...

Socialista, las últimas ocho palabras de su post son una humilde declaración de principios que me ha conmovido profundamente.

La socialista dijo...

Obviamente tenian un destinatario sr. Perdiu y no era el propietario del Blog :-).

Ya sé cuanto le gusta hablar denuestra supuesta autosuficiencia moral y esas cosas que los liberales nos achacais, no podía por menos que enviarle un recadillo para que saltase (jejeje).

PS. Le he dejado otro recaillo en su post de hoy...

Jaasán dijo...

El problema de IU es que no sabe llegar a la gente. Una gran campaña de acercamiento y exposición de sus proyectos de manera breve a los ciudadanos mejoraría mucho sus resultados electorales. IU tiene unos principios e ideales que la gran mayoría de la gente comparte, el problema es que el pueblo español no lo sabe.

Jaasán.
laespanaactual.blogspot.com

El Gran Turuk dijo...

En realidad ni siquiera puedo nombrar una sola propuesta de IU,aparte de esa tontería del ecopacifismo. Y en cuanto a lo de dirigirse a los trabajadores, que no se nos olvide que trabajadores son tanto los obreros del andamio como los que tienen título universitario. A lo mejor no es sólo la forma de dirigirse, sino saber a quien.

af dijo...

Comentario puede que polémico: sin duda uno de los problemas de IU es que no puede y/o no sabe dirigirse a la gente, pero tan problemático como eso, o más, es que aparece como un magma caedizo, como un asado mal hecho, tan pronto duro por allá, como blanducho y crudo por este otro lado.

Y la gente hace mucho que es consciente de que, de votar, tiene sentido votar a quien vaya a ser capaz de hacer algo. Esa imagen de cosa amorfa suscita y alienta poco la imaginación en el sentido de ver a IU como un tinglado "serio".

No puede uno pretender que le vean como una alternativa real a lo que sea, cuando es palmario que si tú eres una alternativa al partido "A", el de al lado tuyo más bien parece ser alternativa a ti, lo cual puede llevarle a estar más del lado de "A" que de ti. O no, o no se sabe. O este año, sí, pero el que viene, para nada.

Serán todo lo antiguas y denostadas que se quiera, pero yo, como elector, prefiero fórmulas organizativas claras, en las que pueda haber o no debate, pero ése no será seguramente mi problema. Y, en el mejor de los casos, cuando hayan llegado a un acuerdo, que me lo cuenten y veré si me interesa.

Y si estoy por algo más que por votar, también prefiero un tinglado en que las estructuras internas sean más claras, más sólidas, organizadas en torno a los acuerdos y la lealtad a los mismos (donde, por ejemplo, no sea todo tan abierto que al final no se encuentre manera de cerrar un acuerdo entre quienes debaten, porque alguien de una instancia superior siempre tiene la posibilidad de declarar el tema "no cerrado", precisamente en aras de lo abierto de la organización).

Y, claro está, otro gran problema es ese punto intermedio, en tierra de nadie, al que hace tiempo llegó IU y del que difícilmente va a saber salir: el territorio de la medianía institucional, generadora de la suficiente cantidad de aparato (aparatchik, decíamos antes) ligado a las instituciones como para que hagan de la actividad institucional una forma de vida, se den o no cuenta de ello; pero no de la suficiente como para adquirir una fortaleza real que permita mirar con verdaderas posibilidades hacia el futuro.

Muy complicado, realmente. Muchas cosas en contra a la hora de saber salir del hoyo, y a favor casi solamente la voluntad de unos cuantos/as.

babeuf dijo...

Desde 1986 soy votante de IU. Necesito que alguien me convenza de que lo siga siendo en las autonómicas y municipales de mayo 07.

Anónimo dijo...

Gracias a Don Ricardo he visto la luz, gracias por ser depositario de la Verdad Absoluta...ahora ya lo veo todo mas claro...gracias gracias...Naturalmente todos los que no están de acuerdo con Vds. son unos insolidarios, unos fachas y unos insolidarios. Sólo Vd., oh Gran Oráculo , destila verdad en todas sus palabras. Por favor, siga, siga haciéndonos ver la Luz.

Rome dijo...

Anónimo, se ha equivocado de blog. Ni yo me llamo Ricardo ni él ha escrito nada en este post.