martes, septiembre 26, 2006

La izquierda derrotada

Me refiero a la madrileña. Está derrotada mucho antes de empezar la batalla electoral de mayo. Lo explica bastante bien Jesús Ruiz Mantilla en El País del domingo con el título de ¿Algún voluntario? en relación con la espantada de los candidatos socialistas a encabezar la candidatura al Ayuntamiento.

Y este no es el mejor ejemplo. Hay otro sublime que me ha sucedido tras el debate sobre el estado de la región, en el que estoy convencido de que para cualquier observador imparcial, Simancas dio un buen repaso a Aguirre por primera vez. Sin embargo, varios amigos de izquierdas, votantes del PSOE, se han dirigido a mi poniendo a parir a Simancas por lo mal que lo hace. Y cuando les dices que no, que esta vez tuvo un discurso muy sólido, muy socialdemócrata, muy de hacerle pupa a Aguirre en las debilidades reales de la gestión privatizadora y clientelar (que no neoliberal) del Ejecutivo del PP, te contestan casi todos que la verdad es que no lo pudieron oir o ver, pero que daba igual, que que horror Simancas y patatín y patatán.

¿Y es que nadie en el PSM ha podido darse cuenta en 3 años de que Simancas nunca volverá ser alternativa de Aguirre en Madrid? La izquierda madrileña no ha superado la crisis de Tamayo y considera a Simancas el principal culpable de lo que pasó por mucha trama inmobiliaria que arropase el cuasigolpe de estado sin precedentes que se produjo en nuestra Comunidad.

Mientras tanto, en la casa de al lado, la de IU-CM, se presenta a un desconocido Gregorio Gordo para arreglar el desaguisado. Otra muestra de estar a la altura de las circunstancias de mi querida organización.

Así que, esta izquierda, derrotada de antemano, se presenta como una perita en dulce para la cruzada políticomediática de Esperanza Aguirre. Digamos que se asemeja demasiado a cuando en el Grupo de clasificación del Barça en la Champios League le toca el Levski Sofía.

Pues eso, 5-0. Comunidad!

11 comentarios:

Berlin Smith dijo...

Es preciso lo de que la política económica es clientelar y no neoliberal. Me conformaría con que fuera plenamente liberal: que cerrara Telemadrid, entre otras cosas, y diera por fin y definitivamente la libertad de horarios. Pero al lado de otras CCAA para gente como yo, Esperanza es casi un lujo.

Pero usted hablaba de Simancas. Sí, señor, es un candidato flojito, no sé si decir que afortunadamente. Está en una plaza donde el PP tiene candidatos con muchas tablas detrás, mucha experiencia política y de gobierno y mucha proyección pública.

Yo creo que el votante, diferencias de programa aparte, debería tener cada vez más en cuenta la experiencia en la vida real de los candidatos. Muchos de los problemas de la gestión de Zapatero se basan en eso, no tanto en las decisiones. Y Simancas me parece que no le va a la zaga.

Además, tiene otro problema: se le nota la ambición de poder. Ya desde que era desconocido. Y eso no inspira confianza: uno tiene la sensación al escucharle de que lo que quiere es ganar, pero no de que entienda de lo que está hablando o de que nos quiera ayudar. Esto, está claro, les pasa a muchos.

Esperanza, con todo, que yo sé que les cae mal (no es mi candidata favorita, pero es la que tengo), tiene más enjundia que Simancas, que es un poco chisgarabís, sin que quiera ofender.

El Perdiu dijo...

Bastante de acuerdo con berlín. Esperanza aguirre no es dios, pero tampoco es boba. No ha sido capaz de cerrar telemadrid, ni de dar libertad al comercio, pero, efectivamente, miras lo que hay por ahí, y es de lo mejorcito.
Lo de Simancas merce capítulo aparte. Conocí a gente como él en la facultad. Nunca ha trabajado de nada que no esté relacionado con la política. No sabe lo que es coger el metro para ir a una entrevista de trabajo, o tener un jefe que pueda despedirte. No tiene ninguna capacidad, no ha demostrado nada... así que también me pregunto si en psm no hay nadie que sepa leer y escribir para presentarlo...
En cuanto a IU. Hace tiempo que no se veía a una fuerza política caminando con tanta alegría y despreocupación hacia la extinción. buena suerte

El Perdiu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
El Perdiu dijo...

Bastante de acuerdo con berlín. Esperanza aguirre no es dios, pero tampoco es boba. No ha sido capaz de cerrar telemadrid, ni de dar libertad al comercio, pero, efectivamente, miras lo que hay por ahí, y es de lo mejorcito.
Lo de Simancas merce capítulo aparte. Conocí a gente como él en la facultad. Nunca ha trabajado de nada que no esté relacionado con la política. No sabe lo que es coger el metro para ir a una entrevista de trabajo, o tener un jefe que pueda despedirte. No tiene ninguna capacidad, no ha demostrado nada... así que también me pregunto si en psm no hay nadie que sepa leer y escribir para presentarlo...
En cuanto a IU. Hace tiempo que no se veía a una fuerza política caminando con tanta alegría y despreocupación hacia la extinción. buena suerte

Anónimo dijo...

Tienes razón, Perdíu, en eso de coger el metro para ir a una entrevista de trabajo, Aguirre le gana de calle... ;o)

Reconozco que tengo debilidad por los liberales. Sois geniales. Creo que en el fondo os gustaría creer que lo que decís es cierto.

Un ejemplo de política clientelar para Berlin Smith.

http://www.ginso.org/

¿sabéis que es eso? La Asociación sin ánimo de lucro que se montó un constructor cuando descubrió que había más negocio en construir centros de reforma de menores que chalés... En Andalucía, de manos del PSOE ya gestiona 4 centros y en la C. de Madrid acaba de firmar un convenio para la construcción de otro en Brea de Tajo, sin concurso público.

Pero como dentro del catecismo neoliberal lo importante es la iniciativa privada, sea para lo que sea, pues nada, bienvenidos los contructores a la gestión de los servicios sociales...

Acabaremos pagándolo muy caro.

Berlin Smith dijo...

Permítame, querido anónimo, que aclaremos algunos conceptos. Yo sólo me califico de liberal tirando a libertario o puede que al revés. Cuando se dice neoliberales hay que saber de lo que se habla.

Que el PP (por supuesto, el PSOE, CiU..., etc.) no hace un verdadero plantemiento de economía liberal es sabido. Que aquí decimos que dentro de lo que cabe, Esperanza, en ese sentido, es de lo menos malo, pues también.

El ejemplo que usted me pone, que vamos a aceptar que sea un chanchullo o clientelismo, que esa no es la cuestión, es la prueba de lo que decimos: el estado no trabaja en favor de la libre competencia, sino en contra. Es decir, no le eche la culpa al liberalismo, que dice lo contrario y no suponga que los empresarios son liberales: tienden a lo contrario, a buscar monopolios. De ahí que sea el estado el árbitro necesario del mercado, algo que la socialdemocracia confunde con subvenciones y regulaciones innecesarias. Que non quiere decir que no tenga que haberlas. Porque doy por hecho que la socialdemocracia no quiere terminar con el mercado. En ese caso, el debate es cómo hacer que el mercado funcione.

Anónimo dijo...

Estoy completamente de acuerdo con el articulo y prueba de que va por buen camino su afirmacion esta en que a fecha de hoy todavia no sabemos el candidato del PSOE a la alcaldia de Madrid, aunque eso si, conocemos todos los que han denegado la proposicion por "miedo" a un enfrentamiento en el que la derrota esta asegurada.

Tanto Gallardon como Aguirre lo han hecho muy bien, sobre todo esta ultima que ha conseguido situar a la Comunidad de Madrid como la region mas prospera de España.

Anónimo dijo...

De todos es sabido que Simancas no es un político de la categoría y la experiencia de Aguirre. El problema es que es criticado y rechazado hasta por la gente de su propio partido. Patético!. A día de hoy el gobierno sigue sin tener un candidato para la alcaldía lo que no dice nada en su favor. Si a esto le sumamos la popularidad de Aguirre con propuestas como la bajada del IRPF y que Gallardón va a dejar Madrid como una patena antes de las elecciones... pronostico una victoria rotunda del partido popular.

Anónimo dijo...

Yo voy a votar a Esperanza, porque es más rubia que Simancas

Anónimo dijo...

Yo voy a votar a Esperanza, porque es más rubia que Simancas

Fernando dijo...

No estoy de acuerdo en que Simancas estuvo mejor que Aguirre, mas bien todo lo contrario.
Aguirre le dejo K.O. al resaltar la contradiccion de criticar ese urbanismo devorador que según Simancas solo existe en aytos del PP, y que es justo donde el se va a vivir procedente de Leganés, y otros muchos dirigente socialistas.

Además Aguirre le recordó una larga lista de aytos socialistas con urbanismo devorador, que Simancas no quiso ver: empezando por Seseña y el superpelotazo, y siguiendo por Parla, Morata, Aldea del Fresno, y otros muchos.

Y con lo de los impuestos pues otra contradiccion. ZP dijo que bajar impuestos es de izquierdas, pero los socialistas critican a Aguirre por bajarlos. Puede alguien entenderlo? Ahh y ZP va a subir los impuestos.

Asi que Aguirre 2 – Simancas 0 patatero