martes, septiembre 19, 2006

¡Qué nivel!

Me da pena el nivel al que se encuentra la clase política madrileña. Fíjense en el razonamiento que acaba de hacer Esperanza Aguirre en el Debate sobre el Estado de la Región.

Cómo ZP es malo malísimo y no resuelve el problema del tráfico y los madrileños sufren y sufren los atascos cada fin de semana, va a prolongar la autopista de peaje R-3 hasta las fronteras de la Comunidad en Fuentiduela del Tajo. Para evitar los conflictos de competencia, se llamará M-33. ¡Qué grande!

Este fue el mismo discurso que precedió a la construcción de la R-2, la R-3, la R-4, la R-5, La M-45, la M-50, la M-501 y la M que las parió, las ampliaciones de carriles de todas las A-1, A-2, etc... y los atascos cada vez son peores.

Pero mejor no nos paremos a reflexionar sobre el problema de la movilidad. Es mucho mejor seguir construyendo carreteras que se sigan llenando y llenando de coches repletos de conductores cabreados.

Lo dicho. ¡Qué nivel!

2 comentarios:

Pleitaguensam dijo...

Te recomiendo las leyes de Parkinson, no sale ni un coche pero se entiende porque se embotellan las ciudades.

Pleitaguensam dijo...

Ah, y te ríes, conste