lunes, octubre 16, 2006

Lunes de Fútbol

Sí, ya se que casi es martes, pero he estado muy liado. ;o)

Parece ser que hubo un partidazo en el Nou Camp que lamentablemente no pudimos ver. Espero que Del Nido no la haya cagado del todo con la decisión de negociar sus derechos de televisión con un operador que no dispone de televisión. Por el bien del Sevilla y el mío y el de miles de sevillistas. Al final, 3-1 con polémica, pero más allá de los errores del árbitro el Barça parece que ha vuelto por donde solía ante uno de los mejores equipos de la liga.

Este no es el Madrid que quería Capello ni después de 50 días. Mala pinta para el derby y ya me imagino a los de la Tele buscando el careto del señor del bigote que se hizo famoso el año pasado por aplaudir a Ronaldinho.

Pero si hay una conclusión de la jornada de ayer es la necesidad de hacer algo para mejorar los arbitrajes. Lo del Calderón es algo más que escandaloso, es sencillamente para sancionar al colegiado con partidos de suspensión. Y más que por el gol que marca con los puños el Kun (ojo, y con guantes azules que se ve más!!!), por los penalties que señaló. En mi vida había visto fingir tan mal una caída como la de Galleti. Una pena, porque la mentira ganó al fútbol y que no me suelten a lo Bilardo que eso también es fútbol, porque no me convencen.

¿No sería posible probar a jugar con dos árbitros para tratar de evitar cosas tan flagrantes? Tiene narices que lo del Kun lo sepa él, la mayor parte de los jugadores, los espectadores, los televidentes, y nadie pueda explicarle a ese linier y a ese árbitro que ese gol era ilegal.

Por lo demás, en Inglaterra ganan los grandes y en Italia puede ganar cualquiera. La Reggina le dio un repaso de agresividad bajo la lluvia al que probablemente es el único equipo grande de la Serie A que ha dedidido circular el balón por el suelo, la Roma de Pizarro.

Merecido empate del Zamora en casa del Eibar que le mantiene arriba de la tabla.

Para terminar, se avecina semana de las buenas. El Madrid visita a un buen equipo como el Steaua, al que creo que no será fácil vencer. El Barça buscará dar un golpe de autoridad en casa del Chelsea y el Valencia tiene que ganar en Mestalla al Shakhtar Donetsk (o Spartak Domenech que fue como lo rebautizó un presentador de Onda 6). Ah! Y el jueves sí que podré ver al Sevilla por televisión frente al Liberec.

Ciao.

Pd: Resulta que el primer abono deportivo de mi vida no es a un equipo de fútbol, sino de baloncesto femenino. Es el Rivas Futura, líder de la Primera División tras dos jornadas y que se enfrenta al campeón el próximo sábado. Allí estaré, para jugar duro.

2 comentarios:

javier dijo...

Lo de los árbitros se arregalría introduciendo tecnología. Si en segundos cualquier aficionado que está en casa ve la jugada, tb podría hacerse en el campo. ¿eso es pervertir el espíritu de la competición? Mas sospechas tiene uno viendo los arbitrajes de acá. Por cierto, en otros paises no se sufre tanto el arbitraje. Se cometen errores, pero no tantos.

El Perdiu dijo...

Creo que los errores arbitrales, mientras no sean intencionados, forman parte del juego. Para ganar, hay que tener fortuna, como decía Maquiavelo. Creo que forman parte del fútbol. Ganar una liga exige no sólo jugar bien, exige también tener suerte...